Los familiares y sobrevivientes son el motor de nuestro trabajo.